Una visita a la Judería de Segovia

La Judería de Segovia es uno de los lugares imprescindibles para ver en la ciudad. Es reconocible por los símbolos judíos que hay por las calles y en ella vivió la comunidad hebrea desde el siglo XII hasta 1492, año en el que tuvieron que huir o reconvertirse al cristianismo.

El barrio judío de Segovia se ubica entre la Plaza Mayor y el barrio de la Morería. Por tanto, ocupa uno de los espacios con más prestigio y poder de la ciudad. Su cementerio está ubicado en El Pinarillo, justo frente al mirador del Alcázar, desde el que hay unas vistas magníficas de toda Segovia.

Para conservar su memoria, se creó en la ciudad el Centro Didáctico de la Judería de Segovia. Este edificio tiene como objetivo presentar, exponer y difundir la historia de los sefardíes de Segovia a los turistas.

Actualmente, la Judería es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como conjunto del casco viejo de Segovia. Pero, ¿cuál es la mejor forma de visitarla?

CÓMO VISITAR LA JUDERÍA DE SEGOVIA

La mejor forma de conocer el barrio judío de Segovia es a través de un tour. En este sentido la Visita guiada por la Judería es la más completa, ya que recorre todos los lugares que frecuentaba esta comunidad, como la sinagoga, las murallas o la Puerta de San Andrés. Habría que destacar la Sinagoga Mayor, ya que aunque actualmente se trate de la iglesia del Corpus Christi, todavía se conservan los arcos encalados del templo original.

Otra manera de conocer la Judería de Segovia es realizando el tour gratuito Free tour por Segovia, ya incluye la visita por este mítico barrio entre otros.

Si queréis saber más y conocer cuáles son los monumentos más importantes de la ciudad, no os perdáis el artículo los 10 lugares que ver en Segovia.

Cómo visitar el Alcázar de Segovia

El Alcázar de Segovia es uno de los lugares imprescindibles para ver en la ciudad. Tras varias excavaciones, hay indicios que apuntan a que los romanos utilizaron este lugar como fortificación. Sin embargo, no fue hasta la llegada de los musulmanes la época en la que se construyó.

Situado sobre dos ríos, la primera documentación del Alcázar data del siglo XII tras la Reconquista cristiana. Desde que en el siglo XV el padre de Isabel la Católica, Juan II de Castilla, construyó la torre rectangular, han residido 22 reyes, siendo Felipe II el último que lo habitó.

El Alcázar es una construcción que cronológicamente ha servido de castro romano, fortaleza musulmana, palacio real, custodio del tesoro real, prisión, Real Colegio de Artillería y Archivo General Militar. En el siglo XIX sufrió un incendio que duró tres días pero se reconstruyó intentando conservar la estructura original.

Como dato, desde el mirador del Alcázar hay unas vistas espectaculares de toda la ciudad.

Actualmente, el Alcázar es junto al Acueducto y la Catedral, el monumento más visitado de Segovia. Pero, ¿cuál es la mejor forma de visitarlo?

CÓMO VISITAR EL ALCÁZAR DE SEGOVIA

La mejor forma de conocer el Alcázar es a través de uno de sus tours. De esta forma os evitaréis cualquier tipo de cola y además, iréis acompañados de un guía que os explicará detalladamente cada una de las salas. En este sentido, el más completo es la Visita guiada por Segovia + Catedral y Alcázar, ya que además accederéis a la catedral y conoceréis la historia de la ciudad.

Si no disponéis de mucho tiempo, otra manera de visitar el Alcázar de Segovia es realizando la Visita guiada por Segovia + Alcázar. Es parecido al tour anterior pero sin incluir la catedral.

Si queréis saber más y conocer cuáles son los monumentos más importantes de la ciudad, no os perdáis el artículo los 10 lugares que ver en Segovia.

Cómo visitar la Catedral de Segovia

La Catedral de Segovia es uno de los lugares imprescindibles para ver en la ciudad. Se construyó en el siglo XVI pero hay que señalar que antes de Guerra de las Comunidades, existía otra catedral de la cual se siguen manteniendo algunos vestigios, como el claustro.

Dada su belleza, la Catedral de Toledo es conocida popularmente como la Dama de las Catedrales. Y es que, esta construcción de estilo gótico y renacentista, alberga auténticas joyas como los vitrales, el retablo mayor y el Sinodal de Aguilafuente, es decir, el primer libro impreso español y en español.

Una de las peculiaridades de la catedral es la imagen de San Frutos que preside la entrada. En ella se puede ver al santo con un libro en la mano. Cuenta la leyenda que cada noche del 24 al 25 de octubre el libro ha pasado una página y el año que aparezca este ejemplar sin páginas significará que ha llegado el fin del mundo.

Actualmente, la Catedral es junto al Acueducto y el Alcázar, el monumento más visitado de Segovia. Pero, ¿cuál es la mejor forma de visitarla?

CÓMO VISITAR LA CATEDRAL DE SEGOVIA

La mejor forma de conocer la catedral es a través de uno de sus tours. De esta forma os evitaréis cualquier tipo de cola y además, iréis acompañados de un guía que os explicará detalladamente cada una de las capillas. En este sentido, el más completo es la Visita guiada por Segovia + Catedral y Alcázar, ya que además accederéis al Alcázar y conoceréis la historia de la ciudad.

Otra manera de visitar la Catedral de Segovia es realizando el Tour por las iglesias de Segovia. En él recorreréis todas las obras con mayor valor patrimonial de la ciudad.

Si queréis saber más y conocer cuáles son los monumentos más importantes de la ciudad, no os perdáis el artículo los 10 lugares que ver en Segovia.

Los 16 lugares que ver en Ávila

Ávila presenta uno de los conjuntos amurallados mejor conservados de Europa. Su pasado y su rico patrimonio, han hecho posible que a día de hoy esté declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Para conocerla, hay un tour gratuito muy completo en el que descubriréis su historia y visitareis sus monumentos más importantes. Se llama Free tour por Ávila e iréis acompañados de un guía, el cual os explicará cada una de sus curiosidades.

Otros de sus tours más populares y gratuitos son el Free tour de los misterios y leyendas de Ávila y el Free tour de las mujeres ilustres de Ávila, este último capitaneado por una de sus paisanas más famosas, Santa Teresa de Jesús.

Por último, si os interesa acceder al interior de sus dos templos más emblemáticos, podéis realizar el Tour por la Catedral de Ávila y la Basílica de San Vicente.

No obstante, si lo que queréis es visitarla por libre, os dejamos un listado con los 16 lugares imprescindibles de Ávila:

QUÉ VER EN ÁVILA

1. MURALLA MEDIEVAL

2. CATEDRAL DE CRISTO SALVADOR

3. PUERTA DE SAN VICENTE

4. PLAZA DEL MERCADO GRANDE

5. PUERTA DEL ALCÁZAR

6. CONVENTO DE SANTA TERESA

7. CASA DE LAS CARNICERÍAS

8. PLAZA MAYOR

9. PALACIO DE LOS VERDUGO

10. AYUNTAMIENTO

11. BASÍLICA DE SAN VICENTE

12. PUERTA DEL CARMEN

13. RASTRO

14. PUERTA DE LA ESTRELLA

15. PLAZA CORRAL DE LAS CAMPANAS

16. JARDÍN DEL RASTRO

Los 16 lugares que ver en Soria

Si hay una ciudad templaria y medieval en España, esa es Soria. Para muchas personas es una gran desconocida pero la realidad es que se trata de la ciudad que mejor patrimonio románico conserva del país. Está situada a orillas del río Duero y destaca por sus templos y sus monasterios.

Soria está repleta de misterios y de leyendas. Entre sus actividades más famosas, se encuentran las visitas que se hacen para conocer los lugares descritos por Bécquer, Cervantes o Machado. Fenómenos sobrenaturales son algunas de las historias que se contemplan en el Tour de los misterios y leyendas de Soria.

Otra de sus actividades más populares es el Tour por el Camino del Cid. En él visitareis los pueblos más bonitos y medievales de la provincia. Sin duda es una ruta que merece la pena realizar.

Si lo que queréis es visitarla por libre, os dejamos un listado con los 16 lugares imprescindibles de Soria:

QUÉ VER EN SORIA

1. ERMITA DE SAN SATURIO

2. CLAUSTRO DE SAN JUAN DE DUERO

3. IGLESIA DE SANTO DOMINGO

4. CONCATEDRAL DE SAN PEDRO

5. PUENTE MEDIEVAL

6. PLAZA MAYOR

7. IGLESIA DE SAN JUAN DE RABANERA

8. PALACIOS DE LA CALLE ADUANA VIEJA

9. MONASTERIO DE SAN POLO

10. MURALLAS MEDIEVALES

11. CONVENTO DE LA MERCED

12. CEMENTERIO TEMPLARIO

13. PUENTE DE HIERRO

14. PALACIO DE LOS CONDES DE GOMARA

15. PEBETERO DE NUMANCIA

16. OLMO VIEJO

 

Segovia

Segovia es una ciudad castellano leonesa que atrae al turista. Su patrimonio, su gastronomía y su mezcla de culturas la convierten en una modelo a seguir para el turismo español. Además, está muy bien comunicada con Madrid, dada la cercanía a la capital de España.

Aunque los primeros pobladores de Segovia fueron los celtas, no fue hasta la llegada del Imperio Romano, su época de más esplendor. Los romanos construyeron un gran patrimonio arquitectónico y cultural que hoy en día perdura en la ciudad.

Otro de los fuertes de Segovia es la gastronomía. El cochinillo y el lechazo asado son sus platos estrella, por lo que no debéis iros de la ciudad sin daros un buen homenaje.

En cuanto al clima, es muy parecido al resto de ciudades españolas. Los meses de diciembre y enero son los más fríos, situándose incluso en 0ºC. Siguiendo el patrón nacional, los meses de julio y agosto son los más calurosos, con temperaturas entre 30ºC y 35ºC.

QUE HACER EN SEGOVIA

1. TRANSPORTE

Como hemos comentado anteriormente, la cercanía entre Segovia y Madrid hace que la ciudad esté muy buen comunicada. La distancia por carretera es de 90 kilómetros y en poco más de una hora en coche llegaréis a Segovia desde Madrid. Tenéis que tomar la autopista A-6 hasta el municipio de San Rafael y allí debéis de tomar la autopista AP-61.

La mejor opción y la que recomendamos es en bus. La compañía que opera es Avanza y se toma en la estación de Moncloa. El trayecto tiene una duración de 1 hora y cuarto aproximadamente y el precio es de 4€.

Otra opción es el tren, cuesta unos 14€ y el trayecto tiene una duración de media hora. También hay AVE, eso sí mucho más caro y tardaréis el mismo tiempo. Ambos trayectos son operados por RENFE.

2. ALOJAMIENTO

El hotel en el que nos alojamos fue el Hotel Corregidor. Tiene una puntuación de 8,2 en Booking y se trata de un hotel 2 estrellas. Está situado en la calle 3 de Abril, justo enfrente de la estación de autobuses y muy cerca del Acueducto. La ubicación es muy buena, está rodeado de bares, restaurantes, supermercados y bancos.

El personal es muy simpático, nos atendieron correctamente y fueron tan amables que el último día nos guardaron las maletas para que pudiéramos disfrutar de la ciudad. En la entrada, enfrente de la recepción, hay una sala con varios sofás para poder descansar.

La habitación nos sorprendió bastante, era muy amplia y muy luminosa. La decoración era de madera y el suelo de parqué. El baño era moderno, nuevo y también muy grande. Disponía de dos lavabos y un gran espejo que ocupaba toda la pared.

Las instalaciones en general están muy bien, son cómodas y disponen de todas las necesidades básicas. Os recomendamos alojaros en el Hotel Corregidor ya que cumplió nuestras expectativas.

3. DÍA 1

TOUR DE MISTERIOS Y LEYENDAS DE SEGOVIA

Puesto que llegamos por la tarde, aprovechamos para conocer un poco la ciudad y verla de noche con todos los monumentos iluminados. El primer tour que hicimos fue el Tour de misterios y leyendas de Segovia. No sabemos si fueron las ganas de hacer este recorrido o el empeño que nos puso el guía pero fue todo un acierto.

El tour comenzó a los pies del Acueducto. Allí nos relataron una de las historias más populares de la ciudad, el origen de los famosos agujeros de los arcos que sostienen el Acueducto. Y es que cuenta la leyenda que no fueron los romanos sino el mismísimo diablo. Al parecer una chica cansada de tener que portar el agua, le pidió al diablo que construyera un acueducto a cambio de su alma. Y así fue, el diablo se entregó tanto que quiso construirlo en solo una noche, antes de cantase el gallo debería de tenerlo acabado.

La chica se arrepintió de aquella hazaña así que rezó toda la noche para evitar que el diablo se empoderara de su alma. Tal fue el arrepentimiento, que el gallo cantó justo antes de que el diablo colocara la última piedra. La historia acaba con la teoría de que la ira del diablo propició que hincara sus garras en la piedra provocando los agujeros.

Después nos dirigimos hacia el barrio de las brujas, más conocido como el barrio de San Millán. Allí nos detuvimos frente a la casa de los Ayala-Berganza, hoy en día hotel Palacio Ayala Berganza. Justo aquí se produjo uno de los sucesos que más conmocionó a los segovianos, la muerte del dueño de la casa y de su criada a manos de tres bandidos que intentaban robarles. Como castigo, los tres asesinos fueron encerrados entre rejas y condenados a cadena perpetua.

La siguiente parada fue el Alcázar, en el que el guía nos contó varias anécdotas. Entre ellas lo que le sucedió a la niñera que estaba al cargo del bebé del príncipe Pedro (hijo del rey Enrique II). La niñera se encontraba en el balcón de la Sala de los Reyes sosteniendo al bebé en brazos, con tan mala fortuna que se le cayó provocando su muerte. Tal fue la tragedia que ella decidió tirarse también.

Seguimos callejeando por la ciudad y el guía nos iba contando todas las historias que rondaban por aquellas plazas e iglesias. Una muy curiosa fue la del Cristo de San Esteban. Al parecer un hidalgo le prometió matrimonio a una doncella delante de una imagen de Cristo. El joven vino de la guerra tras ganar contra los musulmanes pero nunca fue tras la doncella. La chica lo denunció y no tenía más testigos que aquella imagen de Jesucristo. Tal fue la sorpresa que cuando le preguntaron a Cristo que quien llevaba razón la señaló a ella, obligando al hidalgo a tener que casarse con la doncella.

El tour terminó en la Plaza Mayor, con una imagen muy bonita de la dama de las catedrales iluminada.

4. DÍA 2

FREE TOUR POR SEGOVIA

Qué mejor forma de conocer la historia de la ciudad que con un tour gratuito con un guía local, el Free tour por Segovia. Nuestro recorrido comenzó en el Acueducto, donde nos contaron el origen de la ciudad. Las primeras personas que se asentaron en la ciudad fueron los celtas, seguidos de los romanos, los visigodos, los árabes y por último los cristianos. Cabe señalar que cuando se asentaron los musulmanes, los habitantes de la ciudad huyeron hacia el norte de la península.

El Acueducto data del siglo II y aunque no esté muy claro si se construyó bajo el mandato del emperador Trajano o Adriano, la historia se decanta más por el segundo. Está compuesto por sillares, o lo que es lo mismo, bloques de granito. Tiene 167 arcos y mide 17 kilómetros de largo. En la piedra se pueden apreciar una serie de hendiduras o agujeros provocados por una especie de pinzas o tenazas metálicas. Aunque en la noche anterior nos contaron que estos agujeros los hizo el diablo, la historia oficial dice que fueron los romanos los que provocaron estos agujeros con el propósito de poder elevar los sillares.

El tour continuó por la calle Real hasta llegar al mirador de la Canaleta. Este mirador separaba la ciudad mediante una muralla, a intramuros vivían los reyes, los nobles y los sacerdotes. A extramuros vivían los pobres y las familias más humildes. Desde aquí se podía contemplar todo el barrio de San Millán y todas las calles más medievales.

Justo enfrente se encontraba la Casa de los Picos. Se trataba de una casa defensiva del siglo XV en la que vivía una familia pudiente. Esta casa se la alquilaron a un verdugo judío que se dedicaba a matar a asesinos y delincuentes. El verdugo era una persona muy querida y de esta forma la casa pasó a llamarse Casa del Verdugo.

Tras su muerte, la casa pasó a manos de una familia cristiana y dado que en aquella época eran muy dados a la religión, estas personas no querían ser recordadas como la familia que vivía en la Casa del Verdugo. ¿Qué hicieron para remediarlo? Colocaron 617 picos y desde entonces se le conoce como la Casa de los Picos. Cuenta la leyenda que en el interior de uno de los picos se encuentra un diamante. Con el tiempo la casa llegó a ser la Escuela Superior de diseño y hoy en día alberga el Teatro Cervantes.

La siguiente parada fue el Palacio de los Císcales o Condes de Alpuente. Data del siglo XVI y está construida en la antigua calle de la morería, es decir, la calle donde vivían los moros de la época. Es de estilo mudéjar y lo que más llama la atención es el letrero de «No se permite aparcar carruajes en esta plazuela. Bajo la multa de 5 pesetas«. Se trata del equivalente a nuestro «Prohibido aparcar». Después nos dirigimos hacia la calle Alhóndiga para visitar el antiguo almacén de cereales y granos construido por los Reyes Católicos.

Luego visitamos la Iglesia de San Martín. Data del siglo XII y tiene la puerta más grande del románico español. Justo aquí se encuentra la entrada a la judería, lo reconoceréis por los símbolos judíos que hay por las calles. En ella vivieron en comunidad desde el siglo XI hasta 1492, año en el que tuvieron que huir o reconvertirse al cristianismo.

Por estas mismas calles visitamos una de las puertas de entrada a la ciudad, la Puerta del Sol. Más abajo se encuentra la segunda puerta, la de la Luna. Seguimos andando hasta llegar a la plaza en la que coronaron a a Isabel la Católica, la Plaza Mayor. Justo en medio de la plaza hay una caseta pero originariamente se encontraba la iglesia en la que la nombraron reina, la Iglesia de San Miguel. Tras derrumbarse, decidieron trasladarla unos metros más abajo y construir presidiendo la plaza la dama de las catedrales, la Catedral de Segovia.

En la parte trasera de la catedral se encuentra la Puerta del Perdón. Está construida bajo una torre de 88 metros de altura, la cual tuvieron que reconstruir debido a que un rayó la partió. La estructura original medía 108 metros.

Enfrente se encuentra la calle de los desamparados. Es una calle especial, ya que en ella se ubica la Casa Museo de Antonio Machado. Originariamente se trataba de una pensión y entre los años 1919 y 1931 el poeta se hospedó allí. Cuando murió en la frontera con Francia tras ser exiliado durante la guerra civil, los amigos decidieron comprar la casa y hacer un museo.

Seguimos hacia la Iglesia de San Esteban. Es de origen bizantino y guarda un parecido razonable con la Iglesia de San Martín. Hoy en día está declarada como Monumento Nacional.

Después visitamos el Parque Pintor Lituano donde hay unas vistas muy bonitas del valle del río Eresma. En la derecha se encuentra el Monasterio de Santa María del Parral, data del siglo XV y es el único lugar de la ciudad en el que se produce el canto gregoriano. En el medio se encuentra la Casa de la Moneda, en la que se aprovechaba el agua del río para generar energía y producir el dinero.

Justo entre el monasterio y la casa de la moneda se encontraba la antigua catedral que se perdió. En la izquierda está la Iglesia de la Veracruz. Es de origen templario, data desligo XII y tiene forma dodecagonal. En la fachada hay varias cruces rojas típicas de los templarios.

El tour estaba llegando a su fin y la siguiente parada fue el barrio de los canónigos. Estas personas se encargaban del mantenimiento de la catedral. Las calles son típicas medievales y en una de ellas se encuentra la Puerta de Canonjías. Llama la atención la piedad que hay presidiendo el claustro. Como barrio cristiano que era, tenían totalmente prohibido a las mujeres el paso por aquella puerta.

Llegamos a una parte de la ciudad en la que se podía ver la extensión del acueducto. El canal es la anchura y se mantiene de forma subterránea.

El tour terminó en el Alcázar. Justo en la ladera de enfrente se encuentra el cementerio judío. Está situado sobre el río Clamores y para los judíos, enterrarse cerca de una fuente de agua significaba purificación.

RESTAURANTE EL FOGÓN SEFARDÍ

Durante el tour anterior paseamos por uno de los barrios que más nos gustó, la judería. Allí vimos un bar que nos llamó mucho la atención, tanto por la ubicación como por el nombre, El Fogón Sefardí. Pertenece al Hotel Spa La Casa Mudéjar y nos encantó todo lo que probamos.

Tiene comida variada, tanto judía y de Oriente Medio como española. Se trata de un lugar bohemio, alternativo y moderno que a su vez está mezclado con la tradición de la ciudad. Sin duda es un lugar que bien merece una parada.

VISITA GUIADA POR SEGOVIA + CATEDRAL Y ALCÁZAR

La visita guiada Por Segovia + Catedral y Alcázar nos llevó a algunos lugares en los que ya habíamos estado en el tour de la mañana, pero sólo por acceder al interior de la Catedral y del Alcázar mereció la pena. Además, con esta visita podréis acceder gratuitamente durante 48 horas al Museo de Segovia, Puerta de San Andrés, Colección de Títeres de Francisco Peralta y al Centro didáctico de la Judería.

Como el resto de tours, comenzó en el Acueducto, continuó por la calle Real y siguió callejeando hasta llegar a la Catedral de Segovia. Esta gran obra data del siglo XVI y fue financiada con el dinero de los segovianos. Cabe destacar que antes de la construcción de esta catedral, existía otra que fue destruída durante la Guerra de las Comunidades, de la cual se siguen manteniendo algunos vestigios, como el claustro.

Visitamos sus 23 capillas y todas sus obras, entre las que destacan los vitrales y el retablo mayor. No nos extraña que la llamen la dama de las catedrales, además de ser muy bonita, alberga auténticas joyas. A pesar de ser de estilo gótico, tiene matices renacentistas dada la época en la que se construyó.

La Catedral posee gárgolas, contrafuertes y las reliquias del patrón de la ciudad, San Frutos. Además, en el interior se encuentra el Sinodal de Aguilafuente, el primer libro impreso español y en español. Una de las peculiaridades de la Catedral es la imagen de San Frutos que preside la entrada. En ella se puede ver al santo con un libro en la mano. Pues bien, cuenta la leyenda que cada noche del 24 al 25 de octubre el libro ha pasado de página y el año que aparezca este ejemplar sin páginas significará que ha llegado el fin del mundo.

Tras una clase magistral de historia en la catedral, seguimos callejeando por la ciudad hasta llegar al Alcázar. Esta fortaleza ha sido castro romano, fortaleza medieval, palacio real, custodio del tesoro real, prisión de estado, Real Colegio de Artillería y Archivo General Militar.

Aunque se han encontrado indicios que podrían suponer que los romanos utilizaron este lugar como fortificación, no fue hasta la llegada de los musulmanes la época en la que se construyó el Alcázar. La primera documentación del lugar data del siglo XII, tras la Reconquista cristiana.

El Alcázar está situado sobre dos ríos, en la parte más baja de la ciudad pero también en la más defensiva. Desde que en el siglo XV Juan II de Castilla (padre de Isabel la Católica) construyera la torre rectangular, han pasado 22 reyes, siendo Felipe II el último que la habitó. Tras esta situación, el Alcázar pasó a ser una prisión para nobles, eso sí, con agua corriente y calefacción.

En el siglo XVI se convirtió en Real Colegio de Artillería. La fachada la emplazaron con un esgrafiado primitivo típico de Segovia, con escoria de fundición para decorar y llamar la atención desde lejos.

En el siglo XIX el Alcázar sufrió un incendio que duró tres días. Se reconstruyó intentando conservar la estructura original. Dice la leyenda que el mismísimo Walt Disney se inspiró en esta construcción para hacer el castillo de Blancanieves.

Tras visitar algunas de las salas, acabó el tour. Aprovechamos para seguir visitando el interior del Alcázar por nuestra cuenta.

5. DÍA 3

PASEO EN GLOBO

Una de las cosas por las que destaca Segovia es por sus paseos en globo al amanecer y nosotros no nos lo queríamos perder. Para ello reservamos nuestra experiencia con Globos Boreal, la primera empresa española autorizada por aviación civil para realizar vuelos en globo.

Tras desayunar, nos dirigimos a la zona de vuelo. Para nuestra suerte, se encontraba justo al lado del hotel, en la misma calle 3 de Abril, junto al campo de motocross. Para los que lleguéis en coche, enfrente se encuentra el Hospital General y allí podréis aparcar sin problema.

A las 7 de la mañana se procede a la preparación del globo. Os recomendamos estar allí para conocer de primera mano el procedimiento a seguir. Una vez que estuvo todo listo, el piloto nos dio una explicación acerca del ascenso y del aterrizaje.

El vuelo se produjo durante el amanecer por lo que las vistas a estas horas de la mañana fueron de una belleza fuera de lo común. A un lado podréis contemplar el Alcázar desde el aire, al otro lado el Acueducto en todo su esplendor y, en medio de los dos monumentos, la Catedral. Hay imágenes que valen mil palabras y para comprobarlo os animamos a que lo descubráis por vosotros mismos.

El paseo dejó atrás la ciudad y siguió su ascenso sobrevolando las llanuras de los campos segovianos. Seguramente se trate de una de las experiencias más bonitas y sorprendentes que hayamos vivido antes. Además, durante el trayecto vimos animales en libertad, como conejos y corzos.

El globo aterrizó en el municipio cercano de Hontanares de Eresma. Tras el vuelo, Globos Boreal nos prepararó un almuerzo y nos dieron un diploma acreditativo de nuestro ascenso en globo. Por último, nos llevaron en vehículo al lugar de origen, es decir, justo donde se produjo el ascenso. Os recomendamos enormemente realizar esta aventura en Segovia.

RESTAURANTE-BAR MESÓN MAYOR

Tras una mañana llena de aventuras, decidimos aprovechar el resto del día paseando por la ciudad. El lugar elegido para la comida fue uno de los tantos bares y restaurantes que se encuentran en la mítica Plaza Mayor, el Meson Mayor.

La terraza es muy amplia, la comida exquisita y el personal muy atento. Las vistas a la catedral, al teatro y al ayuntamiento no dejan indiferente a nadie. Recomendamos parar en este lugar para comer o cenar, ya que se encuentra en una zona privilegiada y probaréis los platos más típicos de la gastronomía segoviana.

FIN DEL VIAJE

Por la tarde, nos dirigimos hacia el hotel para recoger nuestras maletas y fuimos a la estación de autobuses para regresar de nuevo a Madrid. Como os hemos comentado al principio, podéis comprar vuestros billetes de forma online en la web de Avanza.

Segovia es una ciudad que nos ha sorprendido mucho. Posee un patrimonio conservado de forma impecable, unas rutas que recrean la etapa romana y medieval, y una gastronomía muy diversa.

6. MAPAS Y GUÍAS

Os dejamos los mejores mapas y guías de Segovia para que no os perdáis nada:

7. RESUMEN

10 lugares imprescindibles que ver en Segovia

Segovia es una ciudad multicultural con mucho patrimonio. Uno de los tours gratuitos para conocer la ciudad es el Free Tour por Segovia, es bastante completo y en él conoceréis gran parte de la ciudad.

No obstante, os dejamos un listado con los 10 lugares imprescindibles que ver en Segovia:

QUE VER EN SEGOVIA

1. ACUEDUCTO

El Acueducto data del siglo II y está compuesto por sillares, o lo que es lo mismo, bloques de granito. Tiene 167 arcos y mide 17 kilómetros de largo. En la piedra se pueden apreciar una serie de hendiduras o agujeros provocados por una especie de pinzas o tenazas metálicas con las que los romanos elevaban los sillares.

2. CATEDRAL

La Catedral de Segovia data del siglo XVI y es de estilo gótico. Contiene 23 capillas y algunas obras, entre las que destacan los vitrales y el retablo mayor.

La Catedral posee gárgolas, contrafuertes y las reliquias del patrón de la ciudad, San Frutos. Además, en el interior se encuentra el Sinodal de Aguilafuente, el primer libro impreso español y en español. Una de las peculiaridades de la Catedral es la imagen de San Frutos que preside la entrada. En ella se puede ver al santo con un libro en la mano. Pues bien, cuenta la leyenda que el libro pasa de página la noche del 24 al 25 de octubre y el año que aparezca este ejemplar sin páginas significará que ha llegado el fin del mundo.

Para visitarla, os recomendamos dos tours: Tour por las iglesias de Segovia y la Visita guiada por Segovia + Catedral y Alcázar.

3. ALCÁZAR

El Alcázar es una fortaleza que históricamente ha sido castro romano, fortaleza, palacio real, custodio del tesoro real, prisión, Real Colegio de Artillería y Archivo General Militar.

Aunque se han encontrado indicios que podrían suponer que los romanos utilizaron este lugar como fortificación, no fue hasta la llegada de los musulmanes la época en la que se construyó el Alcázar. La primera documentación del lugar data del siglo XII, tras la Reconquista cristiana.

El Alcázar está situado sobre dos ríos, en la parte más baja de la ciudad pero también en la más defensiva. Desde que en el siglo XV Juan II de Castilla (padre de Isabel la Católica) construyera la torre rectangular, han pasado 22 reyes, siendo Felipe II el último que la habitó. Tras esta situación, el Alcázar pasó a ser una prisión para nobles, eso sí, con agua corriente y calefacción.

En el siglo XVI se convirtió en Real Colegio de Artillería. La fachada la emplazaron con un esgrafiado primitivo típico de Segovia, con escoria de fundición para decorar y llamar la atención desde lejos.

En el siglo XIX el Alcázar sufrió un incendio que duró tres días. Se reconstruyó intentando conservar la estructura original. Dice la leyenda que el mismísimo Walt Disney se inspiró en esta construcción para hacer el castillo de Blancanieves.

Si queréis acceder al interior, os recomendamos reservar la Visita guiada por Segovia + Alcázar.

4. PUERTA DE CANONJÍAS

La Puerta de Canonjías está situada en el barrio de los canónigos. Estas personas se encargaban del mantenimiento de la catedral. Las calles son típicas medievales y llama la atención la piedad que hay presidiendo el claustro.

5. MURALLA

La parte baja de Segovia está totalmente amurallada. En ella  se encuentran dos de las puertas de entrada a la ciudad, la Puerta del Sol y la Puerta de la Luna.

6. JUDERÍA

La Judería es reconocible por los símbolos judíos que hay por las calles. En ella vivieron esta comunidad desde el siglo XI hasta 1492, año en el que tuvieron que huir o reconvertirse al cristianismo.

Para visitarla, os recomendamos reservar la Visita guiada por la Judería.

7. IGLESIA DE SAN MARTÍN

La Iglesia de San Martín data del siglo XII y tiene la puerta más grande del románico español.

8. CASA DE LOS PICOS

La Casa de los Picos era una casa defensiva del siglo XV en la que vivía una familia pudiente. Esta casa se la alquilaron a un verdugo judío que se dedicaba a matar a asesinos y delincuentes. El verdugo era una persona muy querida y de esta forma la casa pasó a llamarse Casa del Verdugo.

Tras su muerte, la casa pasó a manos de una familia cristiana y dado que en aquella época eran muy dados a la religión, estas personas no querían ser recordadas como la familia que vivía en la Casa del Verdugo. ¿Qué hicieron para remediarlo? Colocaron 617 picos y desde entonces se le conoce como la Casa de los Picos. Cuenta la leyenda que en el interior de uno de los picos se encuentra un diamante. Con el tiempo la casa llegó a ser la Escuela Superior de diseño y hoy en día alberga el Teatro Cervantes.

9. PASEO EN GLOBO

Una de las cosas por las que destaca Segovia es por sus paseos en globo al amanecer. Las vistas a estas horas de la mañana son muy bonitas. A un lado podréis contemplar el Alcázar desde el aire, al otro lado el Acueducto en todo su esplendor y, en medio de los dos monumentos, la Catedral. Hay imágenes que valen mil palabras y para comprobarlo os animamos a que lo descubráis por vosotros mismos. Para ello os recomendamos reservar el Paseo en globo por Segovia.

10. PLAZA MAYOR

La Plaza Mayor es el centro neurálgico de Segovia y en ella coronaron a a Isabel la Católica. Justo en medio de la plaza hay una caseta pero originariamente se encontraba la iglesia en la que la nombraron reina, la Iglesia de San Miguel. Tras derrumbarse, decidieron trasladarla unos metros más abajo.

11. RESUMEN