10 lugares imprescindibles que ver en Mérida

Mérida está considerada como la «Pequeña Roma». Dos de los tours gratuitos para conocer la ciudad son el Free Tour por Mérida y el Free tour por la Casa del Mitreo, son bastante completos y en ellos conoceréis gran parte de la ciudad.

No obstante, os dejamos un listado con los 10 lugares imprescindibles que ver en Mérida:

INTRODUCCIÓN

1. TEATRO ROMANO

El Teatro Romano de Mérida está construido de «hormigón romano», es decir, bloques de arena, agua y piedra. Sobre este muro se recubría una capa de piedras acolchadas que hacían un juego de sol y sombra. En él se daban lugar las obras de tragedias griegas pero este estilo no gustaba demasiado así que se fue alternando por una Asamblea en la que se debatía la política.

Tenía 14 puertas llamadas vomitorium, 3 niveles de gradas y 7 partes bien diferenciadas, es decir, según status y posiciones sociales. Poseía un aforo de 6.000 personas y se repartía así: en el primer nivel, es decir, abajo del todo, se sentaban mujeres, niños, esclavos y prostitutas. En el medio, es decir, el segundo nivel, se sentaban los extranjeros y los gladiadores libertarios. Por último, arriba en el tercer nivel, se sentaban los hombres.

Justo en la parte más baja del teatro, en el sacrarium, se sentaban las autoridades en divanes adornados de almohadones y cuero. El escenario era de madera y en él solo actuaban los hombres. Las actrices estaban prohibidas en la época romana y como os hemos nombrado anteriormente, las tragedias no gustaban a los ciudadanos. Se decantaban más por las comedias costumbristas.

En la parte trasera del teatro, hay un jardín en el que se reunían los asistentes antes de entrar. En ella se encuentra el aula sacra en el que rendían culto a Octavio Augusto, sacro emperador del Imperio Romano.

Para visitarlo, os recomendamos reservar la Visita guiada por el anfiteatro y teatro romano.

teatro-romano-de-merida

2. ANFITEATRO ROMANO

En el Anfiteatro se daban lugar las luchas de gladiadores y poseía un aforo de 15.000 personas. Tenía forma ovalada, 16 puertas de acceso y 3 niveles de gradas con toldo. La parte baja de las gradas estaba bordada de mármol para que los animales no pudieran subir. Además, esta parte estaba grabada con pinturas que representaban las escenas típicas de lo que sucedía en el Anfiteatro.

Encima de la puerta de entrada se sentaban las autoridades. Justo en la grada de enfrente se encontraba la tribuna del editor. Esta persona era quien pagaba el evento, es decir, lo más parecido a nuestro patrocinio de hoy en día. El editor se sentaba con las mujeres de las autoridades y eran ellas quienes comprobaban que las armas con las que luchaban los gladiadores eran de verdad.

Los gladiadores eran pobres, esclavos o heridos de guerra. Estas personas eran libres una vez que ganaban 25 o 30 batallas. Si alguien lo conseguía, normalmente se dedicaba a dar clases a otros gladiadores, ya que después de tanto tiempo no sabían hacer otra cosa. En los cambios, es decir, entre combate y combate accedían al foso un espectáculo de acrobacias.

anfiteatro-romano-de-merida

3. TEMPLO DE DIANA

El Templo de Diana se llamaba popularmente «La Casa de los Milagros». Fue el historiador Bernabé Moreno de Vargas quien bautizó a esta construcción con el nombre de Templo de Diana. Para ello se inspiró en el gran parecido a una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, el Templo de Artemisa en Éfeso.

El Templo de Diana fue construido alrededor del año 25 a.C. y presidía el recinto del Foro de la Colonia. Justo enfrente había una tribuna pública en la que las autoridades se dirigían a los ciudadanos. La plaza en la que se encontraba era el centro urbanístico y el principal lugar de encuentro. Aquí transcurría la vida política, se administraba justicia y se ofrecían sacrificios en honor a los dioses.

Tras varias invasiones, en el siglo XVI llegó a pasar a manos privadas, concretamente a la familia de los Corbos. Aprovechando la estructura, esta familia decidió construir su casa en el interior, convirtiéndose en el Palacio de los Corbos. En el año 1972 el palacio se demolió tras su adquisición por el Estado, conservándose la estructura original de las columnas y rebautizando al palacio como el actual Templo de Diana.

Para visitarlo, os recomendamos reservar el Tour de Mérida al completo con entradas. Se trata del tour más íntegro de todos, ya que os llevarán a los monumentos más emblemáticos de la ciudad, incluyendo las entradas a todos los recintos y una explicación detallada acerca de la historia de cada uno de ellos.

templo-de-diana-merida

4. ACUEDUCTO DE LOS MILAGROS

El Acueducto de los Milagros se sitúa en el Parque del río Albarregas. Sirvió durante siglos para transportar el agua desde el embalse de Proserpina a la antigua ciudad de Emérita Augusta situada a 5 kilómetros. El Acueducto de los Milagros es una de las señas de Mérida y aunque no esté incluido en ningún tour, bien merece una visita.

acueducto-milagros-merida

5. ALCAZABA

La Alcazaba Árabe de Mérida procede de la época del Califato de los omeyas, es decir, un linaje árabe que ejerció el poder en al-Ándalus, con capital en Córdoba. Esta fortaleza se construyó en el año 835 y acogió a unas 2.000 personas incluyendo al gobernador, quien tuvo que fijar su residencia en la Alcazaba por motivos de seguridad.

Los muros están fabricados con sillares y material romano reutilizado. La muralla tuvo hasta 10 metros de altura y contenía dos puertas que comunicaban la fortaleza con el exterior. Para proteger la Alcazaba se distribuyeron 25 torres en sus muros. Además, la Alcazaba posee uno de los aljibes mejor conservados de la Península Ibérica.

alcazaba-de-merida

6. CIRCO ROMANO

El Circo Romano data del siglo I y se trata de un antiguo circuito en el que se daban lugar las carreras de cuadrigas. Poseía un aforo de 30.000 personas y los protagonistas de las carreras, los aurigas, eran considerados como auténticos héroes.

Los aurigas debían de dar 7 vueltas en torno a la spina, es decir, una barrera situada en el centro de la arena. Esto suponía recorrer una distancia de 5 kilómetros y el tiempo de duración era normalmente de 10 minutos. Fue el segundo circo más importante del mundo, detrás del de Roma y hoy en día está declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

circo-romano-merida

7. ARCO DE TRAJANO

El nombre de Arco de Trajano se lo puso el arqueólogo de Fernando VII debido al gran parecido que tiene a uno de los arcos de Roma. Se trataba de la entrada al Foro Provincial y es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad.

arco-de-trajano-merida

8. PUENTE ROMANO

El Puente Romano está considerado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y se trata del puente milenario más largo de la antigüedad. Se construyó a finales del siglo I a.C, posee 60 arcos y tiene una longitud de 790 metros. Este puente cruzaba la Vía de la Plata y unía la ciudad con Lisboa, Córdoba, Toledo y Zaragoza.

puente-romano-de-merida

9. FORO ROMANO

El Pórtico del Foro se construyó en el siglo I como réplica al foro de Augusto en Roma. Está formado por un edificio porticado de mármol y varias columnas corintias. Enfrente hay un muro con varias hornacinas en las que se hallan varias estatuas de dioses y mitos romanos. Impresiona bastante pasear por esta calle y encontrase con algo así.

portico-foro-romano-merida

10. BASÍLICA DE SANTA EULALIA

La Basílica de Santa Eulalia es el primer templo cristiano construido en Hispania tras la paz del Emperador Constantino. Los estudios arqueológicos han permitido distinguir las distintas etapas por las que atravesó este lugar, que pasó de ser espacio doméstico a ser espacio sagrado:

  • Del siglo I al siglo III fueron casas romanas.
  • En el siglo IV fue una necrópolis formada por mausoleos y abundantes tumbas.
  • Del siglo V al siglo IX fue una Basílica dedicada a la mártir Santa Eulalia.
  • Desde el año 1230 presenta la imagen de la iglesia actual.

En el interior se encuentra la cripta y un recinto subterráneo. Hay restos romanos y visigodos pero lo que más llama la atención es el mausoleo dedicado a la joven Santa Eulalia que tras varias invasiones sigue allí intacto, solo deteriorado por el paso del tiempo.

En la fachada de la Basílica se encuentra el Hornito de Santa Eulalia, un templete dedicado al culto en el que los peregrinos la veneran. En el hay restos de un entablamento corintio de un antiguo templo dedicado al dios Marte.

Para acceder al interior, os recomendamos realizar el tour gratuito Free tour por la Mérida cristiana.

hornito-templete-eulalia-merida

11. RESUMEN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *