road-trip-por-vietnam

Road trip por Vietnam, ruta de 15 días por el paraíso asiático

Vietnam es un destino que en los últimos años está viendo crecer su turismo. Este aumento se debe prácticamente a sus contrastes, pues contiene un gran número de valles, selvas tropicales y playas paradisíacas. Todas estas condiciones hacen posible que cada vez sean más personas las que opten por realizar un road trip por Vietnam.

Destacamos que organizar un viaje a Vietnam no es tarea sencilla, tiene tanto que visitar que surgen mil preguntas: ¿qué ciudades visitar?, ¿empezamos por el norte o por el sur?, ¿qué excursiones hacer?, ¿qué playas visitar?, ¿lloverá ese mes?…

Nosotros fuimos en el mes de septiembre y nos hizo muy buen tiempo. Hubo sol la mayor parte del tiempo y estuvimos en manga corta todos los días. Es el mes ideal, dado que es temporada baja y no está masificado de turistas.

El idioma oficial es el vietnamita y su moneda es el dong que, al cambio, 1 euro equivale a 25.600 dongs aproximadamente. Aunque parezca surrealista, cabe destacar que los mejores tipos de cambio se encuentran en las joyerías, por lo que os recomendamos únicamente cambiar dinero en estos establecimientos.

Por último, si estáis buscando algún tipo de viaje organizado para visitar el país, os dejamos el Circuito de 9 días por Vietnam. No obstante, si como nosotros, queréis recorrer Vietnam por libre y conocer el país a vuestro aire, os dejamos nuestro road trip por Vietnam en 15 días:

RUTA DE 15 DÍAS POR VIETNAM

1. VUELOS

A pesar de que Vietnam tiene 21 aeropuertos, sólo 3 de ellos están considerados como aeropuertos principales:

  • el Aeropuerto Internacional de Noi Bai (HAN), también conocido como Aeropuerto de Hanoi. Se sitúa a 28 kilómetros de la capital de Vietnam.
  • el Aeropuerto Internacional de Tan Son Nhat (SGN), también conocido como Aeropuerto de Ho Chi Minh, se sitúa a 7 kilómetros del centro de la ciudad.
  • el Aeropuerto Internacional de Da Nang (DAD), se ubica a 11 kilómetros de la zona costera de la ciudad.

Seguramente vuestra puerta de entrada a Vietnam sea a través de Hanoi o de Ho Chi Minh, ya que son las ciudades que más vuelos internacionales tienen.

Nosotros volamos vía Ho Chi Minh y como siempre, reservamos todos nuestros vuelos a través del buscador eLandFly. Se trata de un comparador de vuelos que ofrece los precios más bajos en función de la fecha deseada. Una vez elegido el vuelo, os reedirige a la web de la aerolínea para terminar el proceso de reserva. Desde que lo conocimos se ha convertido en nuestro buscador por excelencia.

Para más información sobre eLandFly, visitad nuestro artículo.

2. SEGURO DE VIAJE

Para estar bien cubiertos, reservamos el mejor seguro de viaje. Vietnam no tiene un sistema médico eficiente por lo que es altamente recomendable viajar con un buen seguro.

Por si os sirve de ayuda, nosotros siempre optamos por la modalidad «Mochileros«. Ante una caída haciendo algún tour o trekking por zonas más selváticas, como por ejemplo Sapa o el delta del Mekong, os cubre absolutamente cualquier daño recibido. Es mejor viajar bien cubierto.

Además, ahora por hacerlo a través de nuestro enlace, podéis obtener un 5% de descuento en cualquier seguro de viaje Iati. Solo tenéis que hacer click en el siguiente banner:

Si queréis más información sobre cómo funciona, que modalidad de seguros hay y cuáles son sus coberturas, visitad nuestro artículo Seguros de viaje IATI – 5% DESCUENTO, cobertura y recomendaciones.

3. INTERNET Y TARJETA SIM

En cuanto a la telefonía, en Vietnam hay dos compañías de teléfono principales: Viettel (la mejor) y Vietnamobile. Como no sabíamos muy bien por cual decidirnos, compramos primeramente en el aeropuerto la tarjeta SIM de Vietnamobile. Su Internet era un poco regulero y no había cobertura en algunas partes del país.

Por esta razón, a los dos días nos compramos una tarjeta SIM en una tienda de Viettel. En nuestro road trip por Vietnam estuvimos en todos los rincones del país con el Internet funcionando perfectamente. Os recomendamos que compréis Viettel, ya que tiene el mejor servicio e incluye el mayor número de minutos para llamadas al extranjero.

Una vez comprada la tarjeta SIM, nos descargamos la app de traslados Grab. Esta aplicación es muy común en Asia y es la equivalente a Cabify o Uber. En las dos semanas que estuvimos en Vietnam, lo utilizamos para movernos por todos los sitios. Tenéis que descargar la App una vez allí, ya que sólo es posible hacerlo a través de un número vietnamita.

4. DÍA 1: ESCALA EN DOHA

Volamos con Qatar Airways y teníamos una escala de 8 horas en Doha. Tras buscar información, vimos que la aerolínea ofrecía un tour de 3 horas para conocer la ciudad. El requisito era que la escala en Doha fuese superior a 5 horas, ¿qué mejor manera de conocer el golfo pérsico? Probablemente era un país al que no volveríamos más, quién sabe.

Para aquellos que quieran visitar Doha, os indicamos que una vez que os bajéis del avión, tenéis que ir al mostrador de Discover Qatar Transit Tour situado en la terminal A, justo al lado de la puerta A4.

¿Qué vereis durante el tour? Un autobús nos llevó a conocer el patrimonio de Doha. Visitamos el Souq Waqif, nos paramos en el puerto para admirar los rascacielos de Msheireb, andamos por Corniche, paseamos por el emblemático paseo marítimo de Doha y conocimos el puerto de Dhow. Además, fuimos al lujoso puerto deportivo de The Pearl.

El precio del tour fue de 75 QAR, que al cambio fueron unos 17 €. Los tickets se podían comprar online y había plazas limitadas. Os aconsejamos que si tenéis pensado hacer la excursión, reservéis cuanto antes vuestro Tour por la ciudad de Doha.

Hacedlo desde un ordenador, ya que el servidor no permite hacerlo desde un teléfono. La otra opción es reservarla una vez allí en el aeropuerto, yendo directamente al mostrador de Discover Qatar Transit Tour.

LLEGADA A VIETNAM

¡Comenzaba nuestro road trip por Vietnam! Llegamos de noche a Ho Chi Minh por lo que tomamos un Grab y nos dirigimos para el hotel. Cenamos en un restaurante asiático que se encontraba en la zona. Se llamaba Manmaru 2 Japanese Restaurant y la comida estaba muy buena.

El lugar era muy curioso, a todas las personas que entraban nos saludaban cantando. Al principio no estábamos entendiendo nada pero al ver que hacían lo mismo con el resto de personas, comprendimos que era su forma de saludar a los clientes.

5. DÍAS 2 Y 3: HO CHIN MINH (1)

La primera parada de nuestro road trip por Vietnam fue la ciudad de Ho Chi Minh. Se trata de la segunda ciudad más importante de Vietnam, sólo por detrás de la capital, Hanoi. Sin embargo, Ho Chi Minh es la ciudad más poblada del país.

Históricamente, la ciudad se llamaba Saigón pero el nombre fue cambiado tras la reunificación del país. Ho Chi Minh era el nombre del presidente de Vietnam del Norte y en honor a él, Saigón pasó a llamarse Ciudad de Ho Chi Minh.

La ciudad se encontraba en fase de modernización. Cuando fuimos se estaba construyendo el primer metro de Vietnam. Estaban haciendo una línea directa que uniría todo el distrito uno de Ho Chi Minh.

ALOJAMIENTO

El primer hotel de nuestro viaje se llamaba All Seasons y claramente no lo recomendamos. Fue sin duda el peor alojamiento de toda nuestra estancia en Vietnam. En la misma zona hay hoteles mucho mejores y por el mismo precio o incluso más baratos.

Tuvimos problemas nada más llegar, ya que en recepción no constaba por ningún lado nuestra reserva. Tuvo que venir otro compañero del hotel para confirmar que nuestra reserva estaba en orden.

Había mucha humedad, cucarachas y hasta un ratón. Solo estuvimos dos noches y el segundo día tuvieron que cambiarnos de habitación.

El desayuno nos lo sirvieron en un restaurante contiguo al hotel, algo que no se entendía muy bien. No había café, ni pan, ni fruta, ni cualquier otro alimento típico del desayuno. Nos encanta la comida vietnamita pero no a las 7 de la mañana. A esa hora nos apetecía una buena tostada con café.

Como hemos comentado, hay multitud de hoteles en la misma zona. En este sentido el Ipeace Hotel es la mejor opción. Se trata de un hotel 3 estrellas y tiene una puntuación de 8,2 en Booking.

DÍA 2

TOUR

Tras desayunar, decidimos conocer Ho Chi Minh a fondo. Para ello, nos dirigimos hasta la estatua de Tran Hung Da, lugar en el que comenzó nuestro primer tour por la ciudad.

El chico que nos hizo de guía era un vietnamita que hablaba perfecto español. Nos explicó Ho Chi Minh de tal forma que nos hicimos a la idea de la historia y de la transformación que ha sufrido la ciudad.

Hicimos el tour gratuito Free tour Ho Chi Minh en español, en el que el guía nos llevó por todos los lugares más destacados de la ciudad.

No obstante, si deseáis visitarla por libre, os dejamos algunos de los lugares más importantes de Ho Chi Minh:

CALLE NGUYEN HUE

AYUNTAMIENTO

PARQUE BACH TUNG DIEP

OCIO

Justo al lado de la Ópera donde finalizó el tour se encontraba el Hotel Gran Saigon. El guía nos recomendó que entrásemos únicamente para probar su famoso café kopi luwak.

¿Por qué este café? No sé si habéis oído hablar de él pero este café se obtiene a través de un animal llamado civeta. Este mamífero es característico de Indonesia y lo que hace es comerse el grano y literalmente cagarlo después. Aunque parezca increíble, se trata del café más caro del mundo. En España por ejemplo una taza cuesta 50€ y en Estados Unidos 70$.

El café lo preparan delante de ti de una forma muy peculiar y sólo por verlo merece la pena. En Vietnam, debido a la cercanía de Indonesia, el precio es muy pero que muy bajo. Sólo es una vez en la vida así que os lo recomendamos.

Por la tarde, aprovechamos para visitar los monumentos tranquilamente a nuestro aire. Primero fuimos al Palacio de la Reunificación y después paseamos por la ribera del río Saigón. Acabamos en un bar con una decoración muy moderna que estaba muy bien, se llamaba Soho Cafe Lounge.

Esa noche cenamos en una pizzería cerca del mercado de Ben Thanh. Se llamaba Pizza 4P’s Saigon Centre y aunque tuvimos que hacer algo de cola, mereció la pena ya que toda la comida estaba muy buena.

DÍA 3

Tras desayunar, dedicamos la mañana a visitar pagodas ya que aún no habíamos estado en ninguna. La que más nos gustó y que os recomendamos fue la Pagoda Vinh Nghiem.

Uno de los tours interesantes para hacer desde Ho Chi Minh es la excursión a los Túneles de Cu Chi. Estos túneles los construyeron el ejército vietnamita para esconderse de las bases norteamericanas durante la guerra de Vietnam. Con este tour conoceréis sus pasadizos secretos, las trampas que utilizaron como cebo y sus tanques. Nosotros por falta de tiempo no pudimos hacerlo pero es uno de los tours más demandados.

Para comer fuimos al restaurante SH Garden y fue todo un acierto. Estaba situado en una terraza de la calle Nguyen Hue. Las vistas eran estupendas, se podía ver el ayuntamiento colonial y prácticamente todos los puntos de interés de la ciudad.

El resto del día lo pasamos por esta zona. Visitamos la Basílica de Notre-Dame y la Oficina Central. Luego nos fuimos acercando a la zona del mercado de Ben Thanh. El lugar estaba lleno de vida, aquí se encontraba el movimiento de la ciudad. También es donde estaban las joyerías con las mejores tasas de cambio.

Fuimos a inspeccionar el mercado de Ben Thanh. Era enorme, nos perdimos con la cantidad de cosas que había y absolutamente por todo tuvimos que regatear. Nuestro consejo es que no aceptéis el primer precio que os digan, decidle la mitad hasta que lleguéis a un entendimiento, están acostumbrados a hacer este tipo de negociaciones con el turista.

Para cenar fuimos a un restaurante vietnamita situado a una calle del mercado. Se llamaba Marukame Udon y os recomendamos probar sus gyozas.

6. DÍAS 4 Y 5: CAN THO

DÍA 4

Tras desayunar, hicimos el check out y nos salimos a la puerta del hotel. Allí nos esperaba un coche para llevarnos a la siguiente parada de nuestro road trip por Vietnam: Can Tho.

Antes de nada, hay que destacar que la forma más auténtica de conocer el Delta del Mekong es a través de Can Tho. Para ello, os recomendamos pasar mínimo una noche en esta ciudad, ya que si queréis disfrutar de los mercados flotantes os tocará madrugar mucho.

Por ejemplo, el mercado de Cai Rang comienza alrededor de las 6:00 y termina sobre las 12:00. La mejor hora para visitarlo es a las 7:00, ya que es cuando está en su momento más álgido. Tendréis que levantaros temprano pero solo por ver este espectáculo merece la pena el madrugón. Si vais más tarde os encontraréis con muchos de los puestos cerrados.

Can Tho es la cuarta ciudad más grande de Vietnam y la más importante del Delta del Mekong. Aquí se encuentran los mercados flotantes más importantes del país, entre los que se incluyen el de Cai Rang, famoso por ser el más grande, y el de Phong Dien.

EXCURSIÓN AL DELTA DEL MEKONG

Para vivir esta experiencia, reservamos el Tour de 2 días por el Delta del Mekong.

Nos recogieron en el hotel de Ho Chi Minh y nos llevaron a la estación de autobuses. El viaje lo hicimos en bus, 4 horas más tarde estábamos en Can Tho. Nada más llegar, nos presentaron a la familia de la casa en la que nos alojamos.

Caminamos hasta la casa y allí estaba, una maravillosa cabaña situada a orillas del Mekong. La familia se portó estupendamente con nosotros y no nos faltó de nada. Almorzamos comida típica vietnamita y salimos a dar un paseo en bicicleta.

Por la noche nos enseñaron a preparar su comida tradicional. Todo estaba muy bueno, nos encantó la experiencia de poder participar. Tras la cena, dimos un paseo por la zona del muelle para tomar algo.

Nos sentamos en la terraza de una cervecería que se llamaba Tach Kafé. El local estaba lleno de gente joven y el personal fue muy amable. Nos recomendaron probar la cerveza Saigon y desde entonces se convirtió en la cerveza por excelencia de nuestra ruta por Vietnam.

DÍA 5

OCIO

Tras desayunar, fuimos para el embarcadero para montarnos en el bote. ¡Comenzaba nuestra aventura por el Delta del Mekong! Los primeros minutos fueron muy emocionantes, la sensación de estar allí sentados en algún lugar recóndito de Vietnam fue algo que no olvidaremos.

Primero visitamos el mercado flotante de Cai Rang. Era gigante, había tantas cosas que no sabíamos para donde mirar. Fue una experiencia muy auténtica y a la vez muy extraña, ya que no estábamos acostumbrados a presenciar algo así. Para variar, también tuvimos que regatear en medio del agua.

Algo muy curioso fue que cada barco tenía un palo izado donde mostraba todos los productos que vendía. De esta forma, se podía ver desde varios metros todo lo que comerciaba. Os sorprenderá ver la cantidad de barcos que hay por todo el mercado. Incluso había gasolineras en mitad del río para repostar los motores de las barcas. También había transfers para desplazar a la gente de una orilla a la otra.

Después, nos dirigimos hacia un segundo mercado, el de Phong Dien. Este era mucho más pequeño y se encontraba más alejado. El recorrido hasta llegar allí fue único, a ambos lados del río se encontraban multitud de casas construidas sobre palos de madera. La cultura vietnamita es tan distinta que absolutamente todo nos impresionaba.

En el mercado de Phong Dien lo que más se vendía era fruta y lo que más predominaba eran turistas. Aun así, el trayecto mereció mucho la pena y por supuesto, acabamos comprando alguna que otra cosa.

Tras esta parada, dimos un paseo por la parte más selvática de todas: nos adentramos en el Delta del Mekong más profundo. Esta parte fue muy impresionante, estábamos completamente solos en algún lugar de la Conchinchina.

La vegetación crecía en ambos sentidos, el color verde predominaba por todos los lados y la naturaleza se oía más viva que nunca. Nos paramos en un lugar al que los vietnamitas llaman Jardín de frutas. Nos bajamos de la barca y paseamos un rato para poder disfrutar del paisaje.

Después visitamos una fábrica de papel de arroz y otra de caramelos de coco. ¡Aquello nos supo a gloria! Estaban realmente buenos.

Por último, nos dirigimos hacia el alojamiento para recoger nuestro equipaje y nos pusimos rumbo a la estación de autobuses. Os recomendamos enormemente viajar a Can Tho y hacer este paseo en barca. Sólo por visitar el mercado de Cai Rang ya merece la pena.

Si no disponéis de tiempo, hay un tour de un día desde Ho Chi Minh que está muy bien. Se llama Excursión al delta del Mekong al completo y llegareis hasta la ciudad de Cai Be. El tour incluye un paseo en barca por el Delta del Mekong y la visita a un mercado flotante de frutas. Además, daréis un paseo en kayak y comeréis en un restaurante típico vietnamita.

Cuando llegamos a Ho Chi Minh nos dirigimos al aeropuerto. Teníamos un vuelo hasta Hanoi, nos tocaba conocer la siguiente parada de nuestro road trip por Vietnam: Sapa.

Nada más llegar al aeropuerto de Hanoi, tomamos un Grab para que nos llevara a la oficina de Interbuslines. Teníamos reservado un sleeping bus para que nos llevara a Sapa. Viajamos de noche en un autobús cuyos asientos eran camas. Nos vino perfecto ya que estuvimos todo el viaje durmiendo.

7. DÍAS 6, 7 Y 8: SAPA

Antes de empezar a hablar de Sapa, os aconsejamos que si disponéis de al menos dos días incluyáis esta región en vuestro itinerario. No os podéis perder la experiencia de hacer trekking por los arrozales y alojaros en un homestay con una familia de alguna etnia local.

Sapa está situada en la región de Lao Cai, justo al norte de Vietnam. Se encuentra a tan sólo 20 kilómetros de la frontera con China y su principal motor económico es la industria arrocera. Lao Cai es la mayor productora de arroz del mundo.

DÍA 6

Para vivir esta experiencia reservamos el Tour de 3 días por Sapa, ya que lo incluía todo: 3 desayunos, 3 comidas, 2 cenas y las dos noches de alojamiento, una en un bungalow y la otra en un hotel.

Nuestro sleeping bus llegó a Sapa de madrugada. En la estación de autobuses nos estaban esperando para llevarnos al primer lugar de nuestro tour: Y Linh Ho. Desayunamos allí y comenzamos el primero de los trekkings.

El paisaje era increíble, estaba lleno de bancales de arroz y el ambiente era muy auténtico. Durante parte del camino, nos acompañaron varios aldeanos. Empezamos a descender y pasamos por un camino en medio de un bosque que nos fue acercando a varias aldeas hasta llegar a Ta Van.

Destacamos que septiembre es el mejor mes para visitar esta zona, ya que es cuando menos llueve y cuando más bonito está el paisaje. Sapa es una región muy alta, propensa a lluvias y con una climatología perfecta para la siembra de arroz.

El resto de la tarde lo tuvimos libre. Aprovechamos para pasear por todo el valle y disfrutar de los paisajes. El alojamiento era un bungalow de madera muy auténtico. En cuanto al almuerzo y a la cena, comimos con una familia de la etnia Giay.

La comida estaba muy buena, nos sirvieron de todo. Las patatas fritas y los rollitos nos supo a gloria, el arroz era típico de la zona y el bambú nunca lo habíamos probado, pues estaba delicioso.

DÍA 7

Tras desayunar junto a la familia Giay, comenzamos con el segundo día de trekking. Esta vez fuimos hasta el poblado de Giang Ta Chai, uno de los más bonitos de la región. Aquí vive la etnia Red Zao, la segunda tribu más grande de Sapa.

Al mediodía volvimos a la aldea de Ta Van para almorzar. Después de comer, nos recogieron en un minibús y nos llevaron a Sapa. Aquí es donde se encuentran la mayoría de los hoteles, los restaurantes y en general, la vida de la región. Este día cenamos en un restaurante vietnamita y nos alojamos en un hotel.

Es cierto que en un hotel se descansa mucho pero alojarnos en un homestay con etnias locales fue de lo más auténtico del viaje. Ver cómo vivían, cómo ofrecían todo lo que tenían y las condiciones de la zona es algo que no olvidaremos nunca.

DÍA 8

Tras desayunar en el hotel, comenzamos con el tercer día de trekking. Sin lugar a dudas fue el día que más nos gustó. Si los días anteriores alucinábamos con el paisaje, este día estuvo incluso mejor. Os recomendamos que os echéis bien de protección solar, la zona es alta y el sol pega bastante fuerte. Llevaros también antimosquitos, lo necesitareis.

Empezamos nuestro recorrido atravesando bancales de arroz. Justo a mitad del tour, cruzamos un río e hicimos una breve parada en una especie de «chiringuito» que había en mitad de la nada. Aún no entendemos cómo llegó aquella señora hasta allí cargando con agua, refrescos y cerveza pero allí estaba. Aquello nos supo a gloria, ya que no pasamos por ningún pueblo y literalmente no había nada que no fuera naturaleza.

Después del breve descanso, continuamos subiendo hasta llegar a la aldea de Cat Cat. Se trataba de un pueblo muy pintoresco, con varias cascadas y decoraciones muy peculiares. Si decidís hacer otro trekking distinto al nuestro, no os olvidéis de incluir Cat Cat en vuestro recorrido. Es una aldea muy bonita y merece la pena visitarla.

Al mediodía comimos en un restaurante de la aldea. Nos dejaron un rato para pasear por este pintoresco pueblo y volvimos de nuevo a Sapa donde finalizó nuestro tour.

Si no queréis estar tres días en Sapa, tenéis la opción de hacer el Tour de 2 días por Sapa. Es muy parecido al que hicimos nosotros, salvo que no tiene la noche de alojamiento en un hotel. Es perfecto si queréis vivir la experiencia de dormir en un bungalow.

Si solo buscáis hotel, el que tiene la mejor relación calidad-precio es el Sapa Paramount Hotel. Se trata de un hotel 3 estrellas y tiene una puntuación de 7,9 en Booking.

No obstante, para aquellas personas que ya tengan reservado su alojamiento y quieran hacer solo un día de trekking, pueden reservar el tour Trekking por los arrozales de Sapa.

Por último, desde Hanoi tenéis la opción de hacer el Tour de 2 días por Sapa. Incluye el traslado de ida y vuelta desde Hanoi, dos días de trekking, 2 desayunos, 2 comidas, 1 cena y alojamiento. Este tour es muy completo, incluye absolutamente todo.

Sapa es una región muy difícil de explicar, son de esos lugares en los que hay que vivir la experiencia. Por mucho que os hablen acerca de ella nunca os haréis a la idea de lo especial que es hasta que no la visitáis.

Por la tarde nos dirigimos de nuevo a la oficina de Interbuslines para tomar nuestro sleeping bus de vuelta a Hanoi. Esta vez los asientos-camas eran dobles, perfectos para viajar en pareja o con alguien conocido.

Cuando llegamos a Hanoi, nos dirigimos al hotel para dejar las maletas y dimos un paseo para inspeccionar la zona. Old Quarter está lleno de vida, la gente está en las calles, los locales tienen la música fuera y es el lugar por excelencia de todos los viajeros.

Buscamos algún lugar para cenar y acabamos en una pizzería llamada NYC Pizza. La masa era casera, la hacían allí mismo a mano y el personal era muy agradable. Si vais a Hanoi tenéis que ir a probar sus pizzas.

8. DÍAS 9 Y 10: HANOI

ALOJAMIENTO

Nos alojamos en el hotel Hanoi Holiday Diamond Hotel. La ubicación era muy buena, se encontraba justo en el corazón de Old Quarter. Tenía una puntuación de 8,4 en Booking y se trataba de un hotel 3 estrellas. El personal fue el mejor de todos los hoteles en los que estuvimos y la relación calidad-precio era la mejor de todo Hanoi.

La habitación era muy grande y el baño muy amplio. La cama era cómoda y en general las instalaciones disponían de todos los servicios. El desayuno fue muy variado, nos sirvieron tanto dulce como salado.

El hotel estaba rodeado de bares, pubs, cafeterías, puestos locales, tiendas 24 horas y bancos. Estaba muy bien comunicado, la zona era perfecta y estaba todo a mano. Se encontraba muy cerca de todas las compañías de buses, algo que nos vino genial.

DÍA 9

Después de desayunar en el hotel, fuimos a una cafetería que se encontraba justo en la calle de al lado, la cafetería Citea Fun. El café en Vietnam es extraño, no es el café al que estamos acostumbrados, el sabor tiene una mezcla de café con cacao. Los turistas buscamos cualquier local donde sirvan un café parecido al que tomamos en Occidente y en esta cafetería lo tenían. Además, había cerveza a muy buen precio y tenía la mejor terraza de todo Old Quarter.

TOUR

Teníamos un tour para conocer la ciudad así que nos dirigimos a la calle Phung Hung. Como siempre decimos, la mejor forma de visitar un lugar es a través de un tour gratuito, ya que un guía os contará su historia y os llevará por sus lugares más destacados. En este caso realizamos el Free tour por Hanoi.

Hay que señalar que Hanoi tiene mucha contaminación, la mayoría de los habitantes usan mascarilla. Os daréis cuenta porque aunque haga buen tiempo, el cielo siempre va a estar gris. Con el tour visitamos el mítico mercado de Dong Xuan, el Templo de Ngoc Son, la catedral de San José y callejeamos por todo casco antiguo.

Lo que más nos gustó fue el Templo de Ngoc Son, situado en un parque a las afueras de Old Quarter. En el interior del parque, había un lago con un puente rojo conocido como The Huc, o lo que es lo mismo, Sol naciente.

En este lago se realiza todas las noches el Espectáculo de marionetas de Hanoi.

OCIO

La tarde la aprovechamos para seguir visitando la ciudad. Aún no os hemos hablado del tráfico en Vietnam, veréis que es de otro planeta. No hay reglas, los coches y las motos conducen a su antojo, eso sí, podéis estar completamente tranquilos que nunca va a sucederos nada. Es un misterio pero la tasa de accidentes es bajísima, el tráfico es perfectamente caótico y al final te acostumbras.

Primero visitamos la tumba de Ho Chi Minh. Ya os hemos comentado anteriormente que el nombre de Saigon se modificó al de Ho Chi Minh en memoria del presidente de la República de Vietnam del Norte. Fue él quien lideró la reunificación de Vietnam del Norte y Vietnam del Sur tras la guerra con Estados Unidos. Esta persona fue muy importante para la historia del país y en honor a él hay un mausoleo con extrema seguridad en el que yacen sus restos.

Justo en esta zona se encuentran todas las embajadas. Dimos un paseo para ver qué aspecto tenía cada una de ellas. La embajada de España tenía horario de visita pero en ese momento se encontraba cerrada.

Unas calles más arriba, se encontraba la calle Hanoi Train Street (la famosa calle por donde pasa un tren al día). Tuvimos  la suerte de poder visitarla, ya que tiempo después nos enteramos que prohibieron pasear por las vías del tren.

A un lado y al otro de las vías había cafeterías, tiendas y bares en los que podías sentarte a tomar algo. Impresiona ver algo así, ya que en occidente estamos acostumbrados a alejarnos de las vías del tren y a extremar la precaución, pero esto es Vietnam y aquí todo es posible.

Después de un día intenso conociendo la ciudad, volvimos para Old Quarter. Veréis que aquí hay muchísimos turistas y seguramente conozcáis a personas con las que mantendréis el contacto después del viaje. Es lo bonito de viajar, conocer a gente maravillosa de todos los rincones del mundo.

DÍA 10

Tras desayunar, aprovechamos la mañana para ir a una lavandería situada al lado del hotel, en la calle Thanh Ha. Se llamaba Cua Hang Giay Say Coin Laundry y la chica fue muy servicial, dejamos nuestra ropa y más tarde pasamos a recogerla.

Mientras esperábamos a que lavaran nuestra ropa, nos dio tiempo para sentarnos en la terraza de la cafetería Citea Fun e ir de nuevo al restaurante NYC Pizza para comer. Esta vez pudimos comprobar que no fue producto del hambre del primer día, sino que las pizzas estaban realmente buenas. Os recomendamos que vayáis y las probéis.

Después de comer, volvimos a la lavandería para recoger la ropa. Nos la devolvieron perfectamente planchada, doblada y con un olor muy agradable. La ropa se pesa y se paga en función de los kilos. El precio por kilo estaba muy bien, fue de 30.000 dongs, poco más de 1 €.

Por la tarde estuvimos de compras en Old Quarter, ya que había absolutamente de todo a precios muy bajos. Vietnam es un país muy barato, pero Hanoi se lleva el premio. La zona de Old Quarter está repleta de tiendas donde podéis comprar ropa, mochilas, maletas, zapatillas, souvenirs y de todo lo que os podáis imaginar.

Cuando llega la noche, el barrio se transforma y está lleno de vida. Como os hemos comentado, Hanoi es caóticamente perfecta, no temáis por el tráfico porque las motos nunca os van a atropellar, es algo muy curioso que hay que ver.

9. DÍA 11: BAHÍA DE HA LONG

No podíamos irnos de Vietnam sin conocer unas de sus joyas, la impresionante bahía de Ha Long. Más conocida en inglés como Ha Long Bay, está declarada como una de las Siete Maravillas de la Naturaleza por la Unesco. Está compuesta de tres zonas y se pueden reservar tours de uno, dos o tres días:

  • Ha Long: es la más famosa y la más turística.
  • Bai Tu Long: también se accede desde Ha Long pero es menos turística.
  • Lan Ha: es la menos turística de las tres, la menos conocida y se accede a ella desde la isla de Cat Ba.

Nosotros optamos por la tercera, conocimos toda la zona a través de Lan Ha. Primeramente, miramos para ir a la isla de Cat Ba y desde allí hacer algún tour. El problema está en la entrada y la salida a la isla, ya que mínimo hay que pasar dos días allí. Sólo se puede acceder por ferry y hay 3 accesos al día, por lo que esto puede ser un hándicap si disponéis del tiempo justo para disfrutar de Vietnam.

EXCURSIÓN

Tras leer mucho y comparar precios, finalmente reservamos la Excursión a las Bahías de Ha Long y Lan Ha.

Nos recogieron con un bus en la puerta del hotel de Hanoi y nos dirigimos al puerto de Hai Phong. Al llegar, nos montamos en un barco y zarpamos rumbo a Bahía de Ha Long. El barco era nuevo, el personal era muy divertido y la experiencia en general fue estupenda.

Primero fuimos a la isla de Cat Ba para visitar la Cueva Hospital. Se trataba de una base militar en la que se refugiaron los vietnamitas en la famosa Guerra de Vietnam. Esta cueva hacía la función tanto de refugio como de centro médico.

Después, nos subimos de nuevo al barco y almorzamos una comida vietnamita que estaba muy buena. Mientras comíamos, contemplábamos las numerosas islas y las formaciones de roca caliza de la bahía.

Por la tarde, llegamos a una plataforma en mitad de la bahía de Lan Ha. Nos subimos en un kayak y remamos por las aguas esmeraldas en medio de todas las formaciones kársticas.

Aquí tuvimos la oportunidad de tirarnos al agua y nadar por toda la zona, se respiraba paz y tranquilidad. Los que no quisieron darse un baño se podían quedar en el barco y merendar café, galletas y fruta.

Tras el chapuzón, nos montamos de nuevo en el barco. Nos enseñaron a preparar rollitos y fue muy curioso, nunca habíamos hecho uno con pasta de arroz, fue una experiencia muy divertida.

Durante el trayecto se podía subir a la cubierta del barco para tomar el sol y contemplar la belleza del paisaje. Fueron de esos momentos que se quedan para siempre en la memoria.

Como os hemos comentado, Lan Ha es menos turística y por suerte, no nos cruzamos con ningún barco. Estábamos prácticamente solos y eso hizo que la experiencia se disfrutara de una forma más especial sin masificaciones.

Por último, regresamos de nuevo a Hai Phong y nos subimos al autobús rumbo a nuestro hotel de Hanoi. Si no queréis ir a Lan Ha y solo os interesa visitar la bahía de Ha Long, podéis hacer la Excursión a la Bahía de Ha Long.

Por último, tenéis la opción de hacer el Crucero de 2 días por la bahía de Ha Long. ¿Cuándo más vais a tener la oportunidad de dormir en una de las Siete Maravillas de la Naturaleza?

Nada más llegar al hotel, recogimos nuestro equipaje y nos dirigimos al aeropuerto. Nos esperaba la siguiente parada de nuestro road trip por Vietnam: Quy Nhon.

VIAJE A QUY NHON

El aeropuerto de Quy Nhon está situado a 34 kilómetros de la ciudad y solo se puede acceder en bus y en taxi. El bus tiene un horario restringido y en nuestro caso tuvimos que tomar un taxi, ya que llegamos de noche y no había ningún autobús disponible.

¡Ojo con esto que os vamos a contar! El precio del taxi para los turistas es de 400.000 dongs, para los vietnamitas es de 300.000 y para los habitantes de la ciudad es de 150.000. Un señor nos dijo que el precio del taxi para nosotros era de 400.000 dongs, por lo que le preguntamos a una pareja vietnamita y compartimos taxi con ellos. Para nuestra suerte, iban al mismo hotel que nosotros.

ALOJAMIENTO

La primera noche nos alojamos en el Mira Hotel. La ubicación era buena, se encontraba en el centro de la ciudad y muy cerca del paseo marítimo. Tenía una puntuación de 8,2 en Booking y se trataba de un hotel 2 estrellas. No estaba mal, el hotel era nuevo y para pasar una noche lo recomendamos.

El hotel estaba rodeado de tiendas, bares, restaurantes y bancos. La habitación era grande, la cama muy cómoda y el baño estaba muy nuevo. El paseo marítimo se encontraba a sólo 1 minuto andando.

OCIO

Tras dejar las maletas fuimos a cenar a una pizzería que se encontraba enfrente del hotel. Después, nos dirigimos hacia la zona del paseo marítimo para caminar y conocer la zona.

Nos encontramos con el típico mercadillo de puestos callejeros que ponen en las ferias. Este lugar estaba sin explotar y debe ser que hacía mucho tiempo que no veían a turistas por la calle. Todo el mundo nos miraba y nos saludaba como si fuéramos famosos.

Seguimos caminando en una de las avenidas principales hasta llegar a un local donde nos sentamos a tomar algo. De vuelta al hotel decidimos tumbarnos en la arena de la playa y relajarnos con las olas del mar. Había sido un viaje intenso y cualquier momento era bueno para descansar.

10. DÍAS 12, 13 Y 14: QUY NHON

Teníamos claro que después de tanto viaje, queríamos descansar los últimos días en un sitio idílico y con playas paradisíacas. No fue una tarea sencilla, dependiendo del mes en el que se viaje, llueve en unas zonas u otras.

Habíamos leído acerca de Da Nang y de Nha Trang, pero si lo que queréis es descansar mejor no os decantéis por estas opciones. Estas ciudades son el Benidorm de Vietnam, playas masificadas de turistas y muy poco auténticas.

Tras mucha investigación dimos con la clave, Quy Nhon era una gran desconocida. La ciudad se encontraba en el centro del país y sólo tenía vuelos directos con la ciudades de Hanoi y Ho Chi Minh. Os lo recomendamos, simplemente porque es un sitio sin explotar y si sabéis elegir bien el hotel y la zona, sentiréis que estáis en el mismísimo paraíso.

DÍA 12

Tras desayunar, hicimos el check out en el hotel y negociamos un taxi para que nos llevara a nuestro destino estrella de Quy Nhon: Bai Xep.

ALOJAMIENTO

Nos alojamos en Casa Marina Resort, un hotel de 4 estrellas apartado de toda señal de civilización. Tenía una puntuación de 8,5 en Booking, el personal estuvo a nuestra disposición las 24 horas del día y la relación calidad-precio era la mejor de todo Quy Nhon.

El desayuno era tipo buffet y disponía de todo. Tenía desayuno occidental y asiático, tanto dulce como salado. El comedor estaba cubierto de madera y se encontraba al aire libre. La sensación de estar desayunando frente al mar fue estupenda.

La habitación era enorme, la más grande de todas en las que nos alojamos. La cama era gigante y muy cómoda, el baño era muy amplio, con todas las necesidades básicas. Tenía una terraza que daba acceso a una especie de lago y justo enfrente se encontraba el mar.

En general, las instalaciones estaban muy bien y superó totalmente nuestras expectativas. La piscina tenía acceso directo a la playa y a algunos locales próximos, por si queréis dar un paseo. La televisión tenía la antena internacional y podías ver los canales de España y de todos los rincones del mundo. Además, disponían de ciertas actividades gratuitas como kayak y algunas excursiones.

OCIO

Tras dejar el equipaje en la habitación, fuimos a inspeccionar el lugar. Era enorme, parecía una ciudad, disponían de zona de ocio y hasta una guardería. Luego, decidimos bajarnos a la piscina y pasear por la playa. La piscina tenía un chiringuito en uno de los laterales.

La tarde la pasamos bañándonos en la piscina, tumbados en la arena de la playa y dando un paseo por la orilla del mar. En esta playa hay varios resorts, en los cuales podéis acceder sin problema a tomaros algo.

Cuando cae la noche, la playa se llena de puestos en los que los locales venden el marisco y el pescado del día. Las personas que se alojaban por la zona solían cenar allí.

Esa noche cenamos en un hostel que se encontraba justo al lado del hotel. Se llamaba Life´s a beach, tenía una puntuación de 9,0 en Booking y estaba lleno de vida. Se podía acceder desde la playa y había mucho ambiente. Casi todas las noches fuimos a cenar y a tomar algo. Allí conocimos a gente espectacular de todos los rincones del mundo y el servicio fue muy amigable.

Tenemos que decir que Life’s a beach nos salvó nuestra estancia, ya que esta zona es muy tranquila y no hay ningún tipo de diversión. Aquí al menos podíamos tomar algo y charlar. Además, si el personal nos veía sentados, se acercaba a nosotros para que nos uniéramos a los demás.

DÍA 13

Tras desayunar en el hotel, decidimos visitar otras playas. Tomamos la carretera principal y caminamos dirección a no se sabe donde. No nos cruzamos con ninguna persona, solo con algunos coches que nos saludaban y que debían de alucinar al ver a dos personas andando en mitad de la nada.

La carretera nos llevó a un camino y muy valientes decidimos bajarlo. Hicimos bien, ya que llegamos a una playa que estaba desierta. Estábamos literalmente solos, no había nadie por ningún lado.

Se acercaba la hora de comer y allí no había bares, ni puestos, ni restaurantes donde tomar algo. Decidimos caminar un poco más por la playa y acabamos en un resort que se encontraba totalmente vacío. Entramos en el comedor y para variar, no había nadie, éramos los únicos comensales. El lugar se llamaba Seaside Boutique Resort Quy Nhon, la comida estaba muy buena y el precio fue más que razonable.

El lugar era muy bonito, se encontraba rodeado de jardines y al igual que nuestro hotel, también tenía acceso directo a la playa. Después de comer, decidimos volver a subir a la carretera y regresar para nuestra zona.

Esta vez sí que nos encontramos al menos con una persona por el camino. Se trataba de una de las camareras del Life’s a beach que iba dando un paseo en bicicleta. Esa misma noche nos contó la historia de cómo acabó en ese lugar. La chica era de Brighton y llevaba 10 meses dando la vuelta al mundo en bicicleta. Tras pasar por aquí, se enamoró de este lugar y decidió darse un respiro. La verdad que no es para menos, este lugar es mágico.

Cuando llegamos a nuestro alojamiento, decidimos bajar un rato a la zona de la piscina. De nuevo, acabamos en Life’s a beach. Como os hemos comentado, este lugar nos salvó nuestra estancia.

DÍA 14

OCIO

Nuestro road trip por Vietnam estaba llegando a su fin. Tras desayunar nos bajamos a la playa para aprovechar la mañana. Comimos en el alojamiento e hicimos el check out.

Antes de volver a Ho Chi Minh, queríamos visitar un Buda gigante que había por la zona. Para ello, la chica de recepción del hotel nos negoció un taxi que incluía la visita al buda y el transporte al aeropuerto.

Primero visitamos el buda. Se llamaba Tuong Phat Chua Ong Nui y estaba situado en el pueblo de Phuong Phi. Estaba apartado y apenas había información sobre este lugar.

Phuong Phi es un pueblo en el que convivían pacíficamente tres religiones: budista, hinduista y cristiana. Por el camino vimos casas con símbolos cristianos y vacas sagradas paseando a sus anchas por la calle. Aún así, el 80% de la población vietnamita es budista.

Para acceder al buda hay que tener mucha paciencia, ya que hay subir muchas escaleras. Una vez arriba, merece la pena contemplar las vistas. A mitad de camino hay una persona vendiendo agua y refrescos, os recomendamos que compréis agua ya que luego lo agradeceréis.

Se trata de una atracción turística en la que apenas hay gente, sólo había unas cuantas mujeres rezando. En el interior del buda se encontraban enterrados los monjes budistas más importantes de la zona.

Tras esta visita, nos montamos de nuevo en el taxi y nos dirigimos al aeropuerto. Nuestro road trip por Vietnam estaba llegando a su fin.

Nada más llegar a Ho Chi Minh, cenamos en uno de los restaurantes del aeropuerto y nos dirigimos al hotel.

11. DÍA 15: HO CHI MINH (2)

ALOJAMIENTO

Nos alojamos en el hotel RedDoorz Plus near E-Town 2 porque supuestamente se encontraba cerca del aeropuerto, pero pudimos comprobar que no era así. Al igual que nos pasó con el primer hotel de Ho Chi Minh, este tampoco lo recomendamos.

La habitación era muy grande pero la cama estaba más dura que una piedra. Luz del baño no funcionaba, nos tuvimos que duchar totalmente a oscuras. La sorpresa llegó cuando descubrimos que no había agua caliente. Bajamos a recepción para comentarlo y nadie nos ayudó, tuvimos que ducharnos con agua fría.

Tened cuidado con los hoteles de Ho Chi Minh y leed bien todos los comentarios. A pesar de que nosotros lo hicimos, al final el resultado fue este.

FIN DEL VIAJE

Tras desayunar, nos dirigimos al aeropuerto para tomar nuestro vuelo de vuelta a Madrid. También hicimos escala en Doha pero esta vez fue de 2 horas.

Nuestro road trip por Vietnam ha sido muy auténtico, la cultura es única y la gente es maravillosa. Nos quedamos con la sensación de haber conocido un país lleno de contrastes, el cual esperamos volver muy pronto.

12. RESUMEN

Compartelo en tus redes sociales:

Déjanos tu comentario y síguenos la pista en Instagram y Twitter

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *