Día de los muertos | Mega altar Casa de México

altar-casa-de-méxico-Madrid

El día de los muertos es una celebración ancestral mexicana que simboliza el encuentro entre los vivos y los difuntos. A pesar de que este ritual se celebra durante los días 1 y 2 de noviembre, en Casa de México de Madrid le dedican un mes completo. Concretamente se puede visitar desde el 10 de octubre hasta el 8 de noviembre y para ello es necesario reservar tu entrada con antelación.

La fachada del edificio está compuesta por calaveras de carrizo y bambú. Esta decoración ha sido fabricada por los artesanos de Tepoztlán, Morelos, siguiendo la tradición de José Guadalupe Posada.

casa-de-méxico-Madrid

A pesar de ser el tercer año consecutivo que se celebra el Día de los muertos en Casa de México, este año se ha querido homenajear a las víctimas de la pandemia provocada por el COVID-19. Para ello han instalado en el vestíbulo principal un mega altar elaborado por los artesanos Rodrigo Rojas Conde de Morelos, Tepoztlán y Dannny Pedro Mauricio Bonilla de San Salvador Huixcolotla, Puebla.

La mezcla de colores y de elementos dotan al mega altar de una belleza nunca vista convirtiéndolo en un auténtico espectáculo visual. A lo largo y ancho de las escaleras, hay casi 6 mil flores de papel colocadas minuciosamente hasta llegar a la parte central, donde se mezclan una serie de componentes típicos de la cultura mexicana.

altar-casa-de-méxico

Además, a las faldas del mega altar se encuentra una mujer vestida con un traje típico mexicano haciendo de auténtica anfitriona. El lugar reúne todos los requisitos para disfrutar de esta cultura y acercarnos aún más si cabe a sus tradiciones. En uno de los laterales hay un conjunto de elementos decorativos que suman a este reclamo turístico.

Pero, ¿en qué consiste esta celebración ancestral? El motivo principal es intentar que la tristeza se convierta en fiesta y alegría. Durante estos días se honra de una bonita forma a los seres más queridos que desgraciadamente ya no se encuentran con nosotros.

El origen proviene de la fusión de dos culturas. Por un lado, la mesoamericana y por otro, la tradición católica llevada a México por los españoles en el siglo XVI. A pesar de tener raíces prehispánicas y occidentales, se trata de uno de los rasgos esenciales de la identidad mexicana. Es reconocido internacionalmente, siendo declarado Patrimonio Mundial Inmaterial por la UNESCO en el año 2003.

día-de-los-muertos

El elemento más característico de este día es el altar, el cual se alza como ofrenda para los muertos y que contiene diferentes elementos con un alto nivel de significado espiritual. Aunque cada altar adopta su forma particular, hay una serie de elementos comunes en todos los altares:

  • El copal: es una resina aromática que representa la purificación del alma. Su aroma es capaz de guiar a los difuntos hacia su ofrenda.
  • El papel picado: representa el aliento vital, el movimiento del aire y la alegría de la festividad. Representa a las almas que llegan a disfrutar de su ofrenda.
  • Las velas: representan el fuego e iluminan el camino del difunto.
  • El agua: conmemora la pureza del alma y la regeneración de la vida. Es necesaria para calmar la sed del visitante después de su largo recorrido.
  • La cruz de sal: es elemento de purificación que sirve para que el alma no se corrompa en su viaje de ida y vuelta.
  • El pan de muerto: tiene un doble significado. Por un lado, representa el sacramento de la eucaristía cristiana; por otro, son figuras que representan huesos a los que se les polvorea azúcar.
  • La flor de Cempoalxochitl-o-cempasuchil: guía el camino de los muertos con su color y su aroma. Representa «la luz del Sol, el calor y la vida en el camino de los muertos».
  • Las calaveras de azúcar, chocolate y amaranto: recuerdan que todos somos mortales y en la frente de la calavera se escribe el nombre del difunto.
  • La escultura del perro Xoloitzcuintle: ayuda a las almas a cruzar el río del inframundo.
  • Objetos artesanales y otros elementos de la cultura popular.
  • Alimentos y bebidas que el difunto disfrutó en vida.
  • Fotografías de los difuntos a quienes se les dedican el altar.
  • Objetos personales que el difunto valoraba y en algunas ocasiones se integran objetos de carácter religioso como vírgenes o cruces.
  • Semillas para que el muerto tenga alimento en su viaje: recuerdan los productos que nos otorga la tierra para la alimentación de todos.

Para más información, visita la página web de Casa de México.

altar-casa-de-méxico-Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *